Estamos viviendo algo extraordinario. Una pandemia para la que no estábamos preparados y una crisis que tiene a muchos negocios en jaque.

Ahora más que nunca, los negocios necesitan vender. Pero ya no pueden seguir con la misma inversión de medios porque todo cambió con la contingencia del coronavirus.

1. Usa los medios digitales

La mayoría de la gente está en casa y muchos informándose o buscando entretenimiento a través de las redes sociales y otros medios online.

Si tu empresa no está en línea, este es el momento: haz tus cuentas, abre un sitio web y acércate a agencias de marketing digital y diseño web. Seguramente tendrán alguna opción accesible para apoyar a PyME’s.

2. Aprovecha las plataformas que ya existen

Si quieres dar servicio a domicilio, aprovecha Rappi, UberEats y CornerShop.

Si te urge un sitio web, puedes armar uno en WordPress o Wix. La ventaja de las plataformas enfocadas es que tienen mucho soporte técnico y tutoriales para guiar a los usuarios.

Si necesitas vender en línea, puedes empezar en Facebook Marketplace, Mercado Libre o Amazon. Si tienes más tiempo y pericia, puedes hacer una tienda en línea en Shopify.

3. Bájale a la publicidad exterior

Normalmente, los espectaculares y los camiones son muy buenos medios para anunciarse porque tienen alta visibilidad y recordación, pero ahorita la gente no está en las calles.

Sin embargo, hay una excepción:

4. Aprovecha los medios cerca de supermercados

Los supermercados son el lugar al que la gente va a seguir acudiendo pase lo que pase, para adquirir bienes básicos. En Mérida, algunas de las apps de súper a domicilio están saturadas porque han tenido que doblar su capacidad de entrega. Entonces, es un hecho que habrá flujo de gente.

En este caso, puedes aprovechar carteleras cercanas o colocar una valla móvil. Aunque un volanteo es muy económico, recuerda que la gente está evitando el contacto.

5. Usa el perifoneo

Este recurso ha sido usado exitosamente por los vendedores de flanes, porque llegaron los flanes, ricos flanes caseros, en la puerta de su hogar…

El punto es que la gente no necesariamente ve lo que ocurre afuera, pero sí escucha. En este caso, la recomendación es concentrarse en tu zona de influencia, como las colonias cercanas a un restaurante, por ejemplo.

6. Enfoca tu inversión

Para cuidar tu dinero, es mejor que inviertas en muchos impactos en un solo medio en lugar de usar un poco de todo. Si tienes que elegir, concéntrate en el medio más acorde a tu mercado.

Por ejemplo, si tus clientes son baby boomers, es decir, hombres y mujeres en la tercera edad, seguramente leen Diario de Yucatán para informarse. Si tu perfil de mercado es joven y se preocupa por su salud y el ejercicio, va a estar buscando tutoriales fitness en YouTube.

7. Pregunta por las promociones de los medios

Es común que los medios masivos ofrezcan paquetes y promociones a los anunciantes. Consulta qué ofrecen y sobretodo, qué facilidades de pago dan —en época de crisis es muy importante mantener tu liquidez—. Y si no las hay, seguramente habrá espacio para negociar algo.

8. Ayuda a la comunidad

Como empresa, pregúntate qué puedes hacer por los grupos vulnerables, por las personas que están estresadas y ansiosas, por el personal de salud…

Las empresas no venden productos y servicios, venden soluciones. ¿Cómo puede ayudar tu producto o servicio en esta contingencia? ¿Cómo puede ayudar a aliviar algunos de los malestares y carencias?

Y si no puede, pregúntate qué medida extraordinaria puede tomar tu empresa para apoyar. Hay Airbnb’s y hospedajes que no tienen ocupación, pero están ofreciendo estancias gratuitas a personal médico, a fin de que puedan mantener a salvo a su familia y evitar el contagio.

Aprovecha material y recursos que no se están empleando y tal vez se están desperdiciando. Tu tiempo y tu expertise también pueden hacer la diferencia.

En estos tiempos de crisis, la mejor solución que podemos ofrecer, es ponernos en los zapatos del consumidor.

Comparte
  •  
  • 35
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    35
    Compartidos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.