El cliché de la pizzería italiana

El otro día pedí una pizza con unos amigos y mientras cenábamos me quedé viendo la caja. Leí “Auténtico sabor italiano” y vi la ilustración del típico chef italiano bigotón. Así como esta, hay muchas pizzerías en Mérida que emplean una imagen italiana, aunque ni remotamente lo sean.

Hago una búsqueda rápida en un directorio y me encuentro con los típicos nombres italianos: Paolo, Vito, Giovanni…

¿Por qué ponerle un nombre italiano a una pizzería sólo porque la pizza fue creada en Italia? ¿Por qué la bandera italiana? ¿Por qué emplear los clichés italianos cuando nadie se lo va a creer, a menos que llegues al restaurante y te reciba un chef italiano? Como ocurre, por ejemplo, con cierta pizzería del centro de Mérida. Llegas y ves al italiano horneando las pizzas y saludando a los clientes, lo que llama mucho la atención. Cuando la gente lo menciona, dice: “El lugar donde un italiano hace las pizzas”.

El local no tiene ningún bandera italiana y ni un elemento decorativo italiano. No le hace falta: tiene una historia poderosa que la respalda, una excelente selección de ingredientes y una buena ejecución de producto.

Las pizzerías que se hacen llamar italianas son el genérico. No han invertido ningún esfuerzo en su marca y por eso compiten por precio. Todos dejan volantes en la puerta de la casa con sus precios y sus promociones, porque ofrecen más o menos el mismo tipo de pizza, con los mismos ingredientes.

¿Qué pasaría si no se vendieran como pizzerías italianas? ¿Qué pasa cuando una marca va más allá de lo genérico y se concentra en crear diferenciación? Entonces surgen conceptos novedosos que encuentran su nicho de mercado. Tomemos como ejemplo, Peter Piper Pizza, que mezclando la pizza con los videojuegos, desarrolló un concepto que apela directo a las familias con niños. Srita. Cara de Pizza es un excelente ejemplo de pizzas gourmet, que sorprende con combinaciones de sabores no usuales en estos platillos.

Las posibilidades de ofrecer valor agregado son múltiples. ¿Qué pasaría si le pusieran otra salsa? ¿Si la pizza tomara ingredientes de otras regiones? ¿Si eligieran un tema distinto? ¿Si el lugar tuviera una temática de dinosaurios o de ninjas? Las mejores marcas son las que, además de ofrecer un buen producto, cuentan una historia.

Para mí sería mucho más interesante ver un anuncio con un tiranosaurio rex que no puede tomar una rebanada con las garras, pero puede tragarse la pizza entera con una mordida. O de un ninja que avienta la pizza al aire y usa una katana para cortarla en perfectas rebanadas.

Los yucatecos somos amantes de la pizza. Ojalá los negocios se esforzaran por ofrecer algo diferente.

2 comentarios sobre “El cliché de la pizzería italiana

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: