The Founder, el nombre como valor de marca

Dick McDonald: Déjame preguntarte algo que nunca entendí.

Ray Kroc: De acuerdo…

Dick: Ese día que te conocimos, cuando te hicimos el recorrido…

Ray: ¿Qué sobre él?

Dick: Te mostramos todo. Todo el sistema, todos nuestros secretos. Fuimos un libro abierto. Así que por qué no sólo…

Ray: ¿Lo robé? Solo tomar sus ideas, correr e iniciar mi negocio usando todas esas ideas hubiera fracasado.

Dick: ¿Cómo lo sabes?

Ray: ¿Fui el único que recibió el recorrido de la cocina? Apuesto a que invitaron a muchas personas allá atrás.

Dick: ¿Y?

Ray: ¿Cuántos de ellos tuvieron éxito?

Dick: Muchos de ellos abrieron sus restaurantes.

Ray: ¿Mejores que McDonald’s? ¡Por supuesto que no! Nadie lo tuvo y nadie lo tendrá. Porque todos carecen de una cosa que hace especial a McDonald’s.

Dick: ¿Qué es…?

Ray: ¡No sabes qué es!

Dick: Ilumíname.

Ray: No es solo el sistema, Dick. Es el nombre. Ese glorioso nombre: McDonald’s. Puede ser cualquier cosa que quieres que sea. Es muy abierto. Suena como… suena como América. Compara eso con Kroc, el cual suena a basura; es muy malo. ¿Comerías en un lugar llamado Kroc’s? Kroc no despunta, es ese sonido eslavo. Kroc’s… pero McDonald’s es una belleza.